Un edén productor de oro líquido en medio del desierto

De arraigada tradición olivarera, la tierra de Belchite alberga el mayor bosque de olivos de Aragón. Miles de estos árboles –la mayoría centenarios- dibujan una densa mancha verde de más de 700 hectáreas que destaca sobre la estampa desértica de la Estepa belchitana. Su bello paisaje es un regalo. Pero todavía lo es más el fruto de sus frutos: un aceite de oliva con denominación de origen con unas cualidades muy especiales
Ir al blog