El tesoro ornitológico de la ‘Estepa’ belchitana

El tesoro ornitológico de la ‘Estepa’ belchitana

Paisajes de amplios horizontes, de gran luminosidad y de espectaculares tonalidades -más propios de zonas del Norte de África o de Asia, que del Mediterráneo- caracterizan El Planerón de Belchite, la primera reserva ornitológica de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) en España y su primera reserva ornitológica esteparia en Europa

Sus más de 700 hectáreas constituyen un ecosistema de enorme valor medioambiental, en el que coexisten una flora y una fauna muy especial, que han conseguido adaptarse a las duras condiciones de un medio tan árido como el estepario, que, además, alberga un tesoro ornitológico, que hará las delicias de todos los amantes de las aves.

Y es que la Reserva Ornitológica de El Planerón es un paraíso para la observación de aves esteparias, que encuentran en estos parajes de Belchite las condiciones idóneas para sobrevivir. El canto de estos pájaros, tan difíciles de ver y de reconocer por su pequeño tamaño, carácter huidizo y mimetismo con el terreno, pone la banda sonora a un paisaje lleno de vida que contrasta con su aspecto desértico. 

En época de cría, es posible observar y escuchar especies como las terreras, las collalbas rubias, las gangas, las ortegas, las cogujadas montesinas, las cogujadas comunes o los alcaravanes. Sin embargo, si hay un ave estrella en El Planerón, esa es la alondra ricotí -también conocida como alondra de Dupont o rocín-, que canta incluso de noche y que tiene en la Estepa de Belchite una de sus mayores densidades de población en Europa, pese a encontrarse en peligro de extinción.

Pero la riqueza ornitológica de El Planerón va más allá, ya que junto a todas estas aves esteparias también es posible divisar rapaces, como el águila real, el aguilucho cenizo,  pálido y lagunero, el cernícalo vulgar y el mochuelo común. 

Otro de los atractivos de esta reserva esteparia, creada por SEO/Birdlife en 1992, es la presencia de una balsa (que da nombre a la reserva), donde acuden a beber los pájaros del entorno y también sirve de punto de reposo a una gran variedad de aves en sus pasos migratorios. Allí pueden verse de forma puntual avetoros, cigüeñas negras, tarros blancos o bisbitas gorgirrojos. Los patos de superficie también son muy frecuentes, sobre todo, en invierno.

Aunque se puede visitar todo el año, la primavera es la época más aconsejable para ver aves en esta reserva ornitológica de Belchite. Está perfectamente acondicionada y cuenta con una zona de aparcamiento y mirador, un observatorio de aves y una paridera rehabilitada, que se usa como aula de la naturaleza. Y para disfrutar al máximo de la visita, hay habilitados dos itinerarios autoguiados –de una hora de duración-, en los que se han señalado algunos puntos de interés, bien por su vegetación, su paisaje o la intervención humana. 

La visita a El Planerón es libre y gratuita. Sin embargo, desde SEO/Birdlife recomiendan acercarse previamente al Centro de Interpretación de las Estepas del Valle del Ebro Adolfo Aragües, ubicado en Belchite y creado como complemento a la reserva ornitología. Por medio de materiales expositivos, maquetas, paneles interactivos, folletos, mapas y otras publicaciones, se facilita el acercamiento y comprensión de las zonas esteparias y se facilita información sobre la visita a El Planerón. El centro está abierto los sábados de 9 a 14 horas y de 15 a 18 horas y los domingos de 9 a 14 horas. Para otros días, se puede concertar cita previa llamando al teléfono 976373308.

Desde este centro parten cada sábado las rutas guiadas para grupos por la reserva de El Planerón que ofrece SEO/Birdlife.  Durante aproximadamente dos horas, y gracias a las explicaciones de un educador ambiental de SEO/BirdLife,  los participantes en esta visita pueden ir descubriendo distintas curiosidades sobre las aves que pueblan los diferentes ambientes o microhábitats presentes en la reserva. Es necesario reservar cita previa en el teléfono 976373308 o enviando un correo electrónico a  inscripciones.seoaragon@gmail.com, con el asunto: "Visita guiada a la Reserva Ornitológica El Planerón".

La iniciativa Birding Belchite de Adecobel (Asociación para el Desarrollo Rural Integral de la Comarca Campo de Belchite) también pone a disposición de los amantes de la ornitología programas de observación de aves en Campo de Belchite, de una, dos y hasta tres jornadas de duración. Los precios oscilan entre los 100 y los 280 euros por persona e incluyen recogida en el punto de llegada (Zaragoza), comidas, alojamiento, transporte, combustible, préstamo de material de observación y guía local especializado (biólogo).